lunes, 25 de julio de 2011

Quinto día de crucero: Navegación y reflexiones (23/06/2011)

Al ser un día sin escala en tierra, y al haber hecho ya algunas fotos abordo, el día de hoy he tenido la oportunidad de descansar de hacer fotos.

De todas formas quiero aprovechar este post para compartir con vosotros algunas reflexiones:

_MG_0146

Parece ser que mis cálculos acerca del número de tarjetas a llevar van a ser suficientes. Estoy disparando una media de 200 fotos por día, o lo que es lo mismo, 4GB de capacidad aproximadamente (hay que tener en cuenta que la visita más larga ha sido de siete horas incluyendo desplazamientos en autobús).

Gracias al iPad y al Camera connection kit puedo revisar al final de cada jornada las fotos realizadas y eliminar de las tarjetas de memoria las fotos claramente descartables (desenfocadas, mal expuestas, o las de prueba). Me apunto que os debo un video con el procedimiento de revisión y selección de imágenes con el iPad. Por supuesto, ante la duda, mantengo la foto para revisarla y filtraría de acuerdo a mi flujo de trabajo con Lightroom en el ordenador (otro post que os debo).

_MG_0072

Otra de las tareas que se me hacen imprescindibles en un viaje es un mínimo de mantenimiento de limpieza del equipo. No es plan de traerme todos los artilugios de limpieza, pero sí que eché en la mochila una pequeña pera de aire, un paño de microfibra y una brocha, con la que he ido limpiando a diario el exterior de cámara y lentes que han sufrido el polen y el polvo que acompañaban el viento que me estoy encontrando estos días. También uno de los días he aprovechado para darle unos soplidos al sensor para asegurarme que quedaba lo más libre de polvo posible.

Ya he comentado los inconvenientes derivados del ritmo impuesto por la poca falta de tiempo, lógica por lo limitado del tiempo en tierra en un crucero. Dispongo de suficiente tiempo para cumplir con las fotos turísticas, pero no así para invertir en fotografía callejera, un estilo que poco a poco me está cautivando. De cualquier manera este tipo de viajes "exprés" son una buena forma de abrir boca y poder animarnos a organizar un posterior viaje por nuestra cuenta y con más tiempo para dedicar a los destinos que más nos han gustado durante el crucero.

_MG_0012

Consecuencia también del ritmo del viaje es lo abandonada que tengo a mi 50mm, única lente fija que he traído y que aún no he utilizado, y eso que últimamente llevo un par de salidas fotográficas por Madrid solo con mi 500D y lentes fijas [como sabéis al final me decidí a vender el 15-85; el dinero ganado con la venta lo usé para pagar la mayor parte del 10-22].

_MG_5596

Por contra el 15-85 se me ha confirmado un gran objetivo para viajes especialmente por el angular; ya lo llevé a Egipto con la 500D, pero con la 50D me está gustando aún más. Veremos si lo vendo cuando compre un ultra-angular con el que completar el 24-105 (estoy entre el Tokina  11-16 y el Canon 10-22).

En fin, hasta aquí el día de descanso, y ya estoy deseando llegar a Alemania donde mañana continuaremos con las sesiones de fotos.

_MG_5363

No hay comentarios:

Publicar un comentario